Por qué tu curriculum vitae no pasa los filtros de selección

976

Cuando estamos buscando un puesto de trabajo y encontramos una oferta que se ajusta con nuestros intereses y habilidades, rápidamente enviamos nuestro curriculum vitae y esperamos a que nos llamen. Y esperamos, y esperamos, pero al final, no llama nadie. ¿Por qué sucede esto?

Incluso si nosotros creemos que estamos capacitados para un trabajo, tenemos que hacerle saber al responsable que lleve el proceso que lo estamos. El curriculum vitae es la primera impresión que va a tener sobre nosotros, por lo que debemos asegurarnos de que llame la atención y sea convincente. Algunos detalles que podemos pensar que no tienen importancia pueden llegar a marcar la diferencia.

A continuación te damos algunas de las causas por las cuales tu curriculum puede no estar recibiendo la respuesta que habíamos esperado.

Un formato inadecuado

No hay un formato específico que se adapte a cada persona. Para los que cuentan con mayor experiencia, un curriculum vitae cronológico puede ser lo más adecuado. En caso contrario deberíamos optar por uno de tipo funcional. Este tipo de CV pone de manifiesto nuestros principales puntos fuertes y logros, y harán saber al responsable de recursos humanos que podemos desempeñar de manera adecuada las funciones específicas del puesto de trabajo ofertado.

Otro aspecto fundamental es no tratar el texto como un bloque compacto, utiliza los espacios para facilitar la lectura de los bloques de contenido, no uses un tamaño de letra demasiado pequeño, etc., en definitiva, busca la simplicidad y la legibilidad.

Usa el marketing para resaltar tus fortalezas

Si tus fortalezas son tus calificaciones académicas y quieres resaltar este aspecto, lo que puedes hacer es incluir en tu curriculum las notas que has conseguido. Si has recibido algún tipo de reconocimiento académico también deberías incluirlo.

Si tu fortaleza es que has trabajado en empresas punteras dentro de un sector específico, incluye las tareas que has llevado a cabo. Esto podrás aplicarlo si por ejemplo la oferta a la que te presentas es una empresa del misto sector.

Agrega información sobre tus trabajos anteriores

Muchos empleadores no solo quieren ver en qué puestos de trabajo hemos estado anteriormente sino que quieren saber qué funciones hemos desempeñado en ellas. La mayoría de curriculums simplemente enumeran los puestos de trabajo sin aportar nada más.

Hay personas con gran experiencia que incorporan a su CV todos los puestos de trabajo que han tenido a lo largo de su vida, esto puede suponer un error en la búsqueda de un trabajo nuevo. Si nuestra experiencia es amplia, debemos seleccionar aquellos puestos de trabajo que nos sirvan o que estén relacionados con el que estamos solicitando.

En la descripción que agregues a cada puesto de tu historial evita las tareas generales o genéricas, ve a lo específico y diferencial.

Ser demasiado genérico

Nuestro curriculum vitae es la primera oportunidad que tenemos de mostrar a un empleador el por qué nos debe contratar. Por lo tanto, el tuyo no debe ser uno como el de los demás, diferénciate del resto.

Destaca tus fortalezas y logros para demostrar que serías un activo valioso para el puesto y para la empresa. Trata de adaptar el curriculum a cada puesto por el que estés optando, es decir, no utilices el mismo para todas las ofertas en las que te inscribes.