Los precios de las materias primas afectan a tus finanzas

1078

La economía mundial está más estrechamente entrelazada de lo que la gente piensa. La comprensión de cómo los precios de los bienes y de las materias primas afectan a la economía mundial podría hacerte ahorrar una buena cantidad de dinero a largo plazo.

Vivimos en una economía global. Las inundaciones, las hambrunas y las medidas laborales que se tomen en otro continente, pueden afectar a los precios de los alimentos, las tarifas aéreas o al precio de los bienes de lujo en nuestra ciudad. El problema es que en la mayoría de los casos nos mantendremos ajenos a lo que está sucediendo en el exterior o no le damos la importancia que se debiera. Todos estos cambios afectarán a nuestras finanzas.

Tampoco debes hacer un seguimiento exhaustivo de los precios de las materias primas para conseguir ahorrar dinero, pero es una buena idea que prestes atención a las tendencias del mercado. Por ejemplo, el incremento en los precios de los combustibles y el petróleo se verán reflejados en los costes de las tarifas aéreas y el transporte público. Otro caso podría ser el incremento en los precios de los fertilizantes, que pueden impulsar al alza el precio de los alimentos.

Prepararse para el futuro

Algunas personas usan su conocimiento de los precios de las materias primas para predecir qué es lo que sucederá con su economía doméstica, lo que les permite comprar productos y almacenarlos antes de que los precios se disparen. Por ejemplo, si el precio del petróleo sube repentinamente, y consumimos frecuentemente frutas exóticas, éstas necesitarán ser transportadas desde países lejanos al supermercado, este aumento de costes en el transporte, provocados por el alza de los precios del crudo, se traducirá en un incremento en el precio de las frutas. La compra de este alimento, mientras que los precios permanecen bajos, y congelarlo, podría reducir drásticamente tu factura en el supermercado.

Otros factores importantes

La comprensión de como la economía se ve afectada a mayor escala también es importante. La caída de los precios de las materias primas puede trabajar junto a otros indicadores o factores que actúan en la economía. Es importante saber cómo afectan a nuestra economía doméstica las medidas tomadas por los bancos centrales, por ejemplo, el Banco central europeo podría empezar a comprar bonos para tratar de darle un impulso a la economía, con la finalidad de elevar los precios para cumplir sus objetivos de inflación.

La caída de los precios de algunas materias primas no equivale a un ahorro inmediato para los consumidores. Los efectos sobre los precios pueden tardar varios meses en llegar al consumidor final. Esto significa que no debes esperar ver una gran caída en los precios simplemente porque los metales o el petróleo sean cada vez más baratos.

El seguimiento de los precios mundiales de las materias primas sirven como una referencia y como una alerta que te indicarán si debes almacenar productos mientras los precios permanecen bajos.