Preguntas en una entrevista de trabajo y qué responder

1323

Para algunos, la parte más estresante de un proceso de selección es la entrevista de trabajo. Al fin y al cabo, podría decirse que es el paso previo para acceder a ese ansiado puesto que llevamos tanto tiempo buscando.

Normalmente, los entrevistadores tienen una batería de preguntas que suelen no olvidarse de hacer en el cara a cara con el candidato. Aunque creamos que respondemos a dichas preguntas correctamente, puede ser que la respuesta no sea la que el entrevistador está buscando. Éstas son algunas de las preguntas más comunes en toda entrevista de trabajo y una sugerencia de qué responder en una entrevista de trabajo:

¿Cuáles son sus puntos fuertes?

Algunos demandantes de empleo tienen dificultades con esta pregunta porque desean no parecer vanidosos o excesivamente confiados. Hay que ser conscientes de que estamos en la entrevista debido a nuestros puntos fuertes, de otro modo jamás hubiésemos sido invitados. El entrevistador sólo espera oírle hablar sobre ello. Deberíamos responder de acuerdo al puesto de trabajo al que estamos optando y así elegir el adjetivo que sea de gran importancia en el desempeño diario del mismo.

¿Cuáles son sus defectos?

Las empresas tienen varias razones para hacer esta pregunta, y, a menudo, los expertos sugieren responder con un defecto que tiene o tenía, y los pasos que ha realizado para convertirlo en una fortaleza.

Considere que algunas empresas puedan preguntarle por sus debilidades en la realización de un trabajo para profundizar en áreas en las que puede ser necesaria una formación adicional cuando se convierta en parte del equipo. Sea honesto consigo mismo y con el entrevistador. La última cosa que quiere es que esas debilidades se expongan en un momento inoportuno, causando estragos en las metas de la empresa o en las suyas propias.

¿Por qué está interesado en trabajar para esta empresa?

Casi todas las empresas, independientemente de su tamaño, tienen presencia en la web, así que responder a esta pregunta es sólo cuestión de hacer un poco de investigación previa. Encontrar dos o tres puntos que le impresionen sobre esa empresa y estar preparado para expresarlos. Ésta es una gran manera de demostrar su interés y permite saber a los entrevistadores que no está ahí por casualidad.

¿Dónde se ve en cinco (diez) años?

Un entrevistador quiere estar seguro de que está hablando con una persona racional que ha establecido metas razonables para sí misma. A estas alturas, usted debe haber desarrollado ciertas expectativas para su carrera, y esas expectativas pueden ser muy valiosas para una empresa que busca una relación a largo plazo con el personal que contrata.

Sabiendo que ha establecido ciertas metas, la empresa puede hacerse una idea de que va a trabajar más duro para cumplir sus expectativas. Si no ha establecido meta alguna podría hacerle ver a la empresa que puede ser un trabajador poco constante y sería algo que podrían tomar en su contra.

¿Por qué deberíamos contratarlo?

Esta pregunta crea una gran oportunidad para que usted pueda reiterar sus puntos fuertes. Si esta empresa no hubiese visto razones para contratarle, no estaría en la entrevista de trabajo. Vuelva a establecer los motivos por los que piensa que esta preparado y amplie la información de su curriculum vitae. Concentre la atención en aquellos tareas realizadas donde su participación resultó beneficiosa. Además, puede señalar un área en donde la empresa pueda estar atravesando problemas y ofrecer sus ideas para una posible solución.

¿Qué preguntas tiene para mí?

Es bastante probable que cuando termine su entrevista, su entrevistador le pregunte si tiene alguna cuestión que quiere que le aclare. En este punto siempre es bueno realizar alguna pregunta, aunque tengamos todo claro. Puede preguntar a qué es debido la necesidad del puesto (si es por un proceso de expansión de la empresa, para cubrir alguna baja, etc), el proceso de crecimiento de la empresa en los últimos años, o si la empresa quiere explorar nuevos mercados.

Estas preguntas son una gran manera de mostrar al entrevistador que usted ha hecho sus deberes y se preocupa por algo más que los días de vacaciones o el salario.