Preguntas sobre la SEPA (Single European Payments Area)

866

La SEPA (Single European Payments Area) es una iniciativa conjunta de los organismos políticos y del sector bancario europeo, que tiene como finalidad simplificar los pagos transfronterizos que se efectúen en euros electrónicos. El objetivo es hacer que los pagos entre los 32 países que se han adherido a la SEPA sean fáciles, baratos y seguros, tanto como los pagos dentro de un mismo Estado.

A continuación os mostramos algunas preguntas y respuestas referidas a esta iniciativa y que tratarán de aclarar en qué consiste.

¿Por qué es necesaria la SEPA?

El lanzamiento del euro el 1 de enero de 1999 puso final a las antiguas monedas nacionales como la peseta, el marco alemán o el franco francés. El Euro se convirtió en la moneda oficial de 11 Estados miembros de la Unión Europea (UE) y ha estado en circulación en forma física desde el 1 de enero de 2002.

Hasta la adopción de la moneda única, cada país tenía sus sistemas de pago ya que cada uno tenía su propia moneda. Como cada país tenía un sistema diferente, las dificultades a la hora de realizar transacciones transfronterizas eran evidentes, además se soportaban unos altos costes financieros. La SEPA ha sido creada para solucionar estos problemas.

¿Dónde nace la iniciativa?

La SEPA se concibió originalmente como parte de la Agenda de Lisboa en el año 2000. Conforma el siguiente paso en la integración europea y se sustenta en la Directiva sobre Servicios de Pago (PSD). Se trata de la iniciativa sobre pagos más grande realizada en Europa y ha sido respaldada por le Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE).

¿Qué países participan en la SEPA?

Se han adherido 32 países, los 27 Estados miembros de la Unión Europea, 3 países del Espacio Económico Europeo como son Islandia, Liechtenstein y Noruega, y también, se han sumado a esta iniciativa Suiza y Mónaco.

La SEPA cubrirá todas las transacciones en euros entre estos países.

¿Qué tipos de pago estarán bajo la SEPA?

  • Transferencia de créditos
  • Adeudos directos
  • Tarjetas de crédito/débito

¿Cuándo entrará en vigor?

La SEPA ha estado en funcionamiento desde 2008 para las transferencias de créditos y en el marco de las tarjetas. El esquema de adeudos directos se implementó en noviembre de 2009. El 31 de enero de 2014 los planes internos nacionales dejarán de funcionar en aquellos países que tienen el euro como moneda. Los países que no tienen el euro tendrán hasta el 31 de octubre de 2016 para hacerlo.

¿Qué beneficios traerá consigo?

El euro facilita los pagos en efectivo cuando se viaja a otros países europeos. Sin embargo, el pago por vía electrónica no es tan sencillo y a veces conlleva problemas y complicaciones.

La implantación de la SEPA cambiará todo esto y hará que los pagos electrónicos sean tan fáciles como los pagos en efectivo. Las transferencias serán rápidas y seguras entre las cuentas bancarias en cualquier parte de la zona euro. Ya no habrá restricciones comerciales, técnicas o legales.

¿Qué ventajas tiene para las empresas?

La SEPA ofrece a las empresas:

  • Poder elegir entre un gran número de servicios para poder realizar sus transacciones bancarias en euros.
  • Los procesos de transferencias serán más eficientes y confiables.
  • Reducción en el número de cuentas bancarias y, en teoría, mejora de la consolidación de pagos y de la gestión de la liquidez.
  • La simplificación de las transferencias de pagos, todas las entradas y salidas de pagos pueden utilizar el mismo formato.
  • Los adeudos directos con clientes en otras zonas de la SEPA serán posibles.
  • Se podrá acceder a una gama más amplia de tarjetas de crédito y débito con un solo terminal de punto de venta.

¿Cómo puedo hacer una transferencia con la SEPA?

Necesitarás el BIC (código de identificación bancaria) y el IBAN (Número internacional de cuenta) para realizar la transferencia a través de tu banco.