Qué son los préstamos indiciados

1141

Las operaciones bancarias que tradicionalmente estaban pactadas a tipo de interés fijo, se han visto paulatinamente sustituidas por operaciones indiciadas cuya remuneración varía siguiendo los movimientos de los tipos de interés.

Hoy en día, casi la totalidad de las nuevas operaciones de financiación concedidas por la banca son de este tipo.

Los préstamos indiciados son préstamos concertados a tipo de interés variable, que se calculan mediante la suma de un diferencial constante a un tipo de interés oficial de referencia (publicados en el BOE) que refleje el precio del dinero en el mercado.

Actualmente la principal referencia que suelen llevar la mayoría de préstamos es el EURIBOR a un año, aunque existen otras opciones.

Principales características de los préstamos indiciados

Las características más destacables de una operación de préstamo indiciado son las siguientes:

1. Son operaciones de amortización de capital determinadas a posteriori.

2. El tipo de interés que se aplicará se compone de 2 elementos:

  • Un diferencial fijo
  • Un índice de referencia

3. El diferencial permanecerá fijo durante la vida del contrato mientras que el índice puede sufrir modificaciones en las fechas de revisión establecidas.

4. El tipo de interés de referencia debe ser objetivo.

5. Tiene que pactarse un procedimiento por el cual el prestatario pueda rescindir el contrato en caso de que no esté conforme con el tipo de interés aplicado en el siguiente periodo.

6. El banco o entidad tiene que comunicar al cliente, con la antelación suficiente, las variaciones del tipo de interés que se toma como referencia. Esta comunicación puede ser individual o a través de un diario de difusión general.

7. Si el tipo de referencia no es uno de los oficiales o el importe supera los 150.253 euros, las entidades no están obligadas a comunicar las variaciones producidas. De todos modos, en el documento de liquidación debe aparecer tanto el tipo aplicado como el diferencial.

8. Se podrá aplicar un redondeo al tipo de interés resultante de la suma entre el tipo de referencia más el diferencial. Solo es posible hacerlo si el redondeo puede ser al alza o a la baja.

9. En la mayoría de las ocasiones, el primer tipo de interés no sigue la estructura de referencia + diferencial, porque las entidades suelen ofrecer un tipo de interés más bajo para captar más clientes.

10. Es importante señalar que al ser variable el tipo de referencia, nuestro préstamo puede sufrir variaciones tanto al alza como a la baja. Si la variación es al alza corremos peligro de que no podamos hacer frente a los términos amortizativos.

Cómo reducir la exposición ante subidas de los tipos de interés

Para evitar esto podemos reducir el riesgo a través de la contratación de otros productos financieros. Los más comunes son los IRS (Interest Rate Swap) o los seguros de tipo de interés.

IRS (Interest Rate Swap)

Son permutas financieras que nos permiten cambiar un tipo de interés variable por uno fijo. Esto nos permite reducir la incertidumbre y calcular fácilmente cada una de las variables de un préstamo.

Seguros de tipo de interés

Son opciones CAP. Para explicarlo de manera sencilla, actúan como un techo ante las subidas de los tipos de interés.

Por ejemplo, si tenemos una opción CAP que se sitúa en el 5% y el tipo de interés de nuestro préstamo sobrepasa ese nivel, como máximo pagaremos ese 5% y nos ahorraremos el resto de la subida. Como contrapartida tendremos que pagar una prima.

Este tipo de coberturas te las debe ofrecer la entidad financiera.

En casi la totalidad de los casos tanto los seguros de tipo de interés como los IRS se aplican a periodos cortos de tiempo. Por lo tanto, una vez agoten su vigencia, tendríamos que volver a contratarlos (las condiciones habrán cambiado).

Principales índices de referencia

Los índices de referencia pueden estar publicados por organizaciones privadas o por la administración pública. Lo más habitual es utilizar los ofrecidos por éstos últimos.

En España los tipos oficiales aparecen reflejados cada mes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Los más relevantes son:

Euribor. Su valor se estipula a partir de los depósitos efectuados en euros entre las entidades de crédito de la Eurozona.

IRPH (Índice de referencia de préstamos hipotecarios). Se calcula a partir de las hipotecas de vivienda libre a más de tres años.

Tasa de rendimiento interno. Se obtiene en el mercado secundario de Deuda Pública cuyo plazo se sitúa entre 2 y 6 años.