Presupuestos Generales del Estado 2014: ¿Recuperación?

856

Los presupuestos generales de 2014 contemplan la subida mínima de las pensiones contributivas de 0,25% para 2014. El ejecutivo prevé que el gasto en pensiones para 2014 se incrementó en un 5,4% debido al aumento del número de pensionistas. El gasto total será de 112.102,61 euros. Si tenemos en cuenta las pensiones no contributivas el incremento de gasto será del 4,9% alcanzando un total de 127.483,8 millones de euros. Lo que parece claro es que los pensionistas perderán poder adquisitivo debido a que casi todas las previsiones sitúan el crecimiento de los precios por encima del 0,25%.

Además, los funcionarios verán cómo se congelan sus salarios otra vez, y ya van cuatro años consecutivos.

En estos presupuestos también se refleja un descenso de las transferencias del Estado hacia a las comunidades autónomas, concretamente éstas recibirán un 13,6% menos. El año pasado se habían reducido un 12%. El total contemplado en los presupuestos generales del estado en este apartado para 2014 es de 21.119,76 millones de euros.

La parte del pastel que le corresponde al Ministerio de Educación es de 2.150 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,6% con respecto al ejercicio anterior. La partida de Becas y ayudas es la que mayor peso tiene con un 67,4% de esa cantidad, lo que suponen 1.448,15 millones.

Según el Gobierno de Mariano Rajoy, estos serán los presupuestos de la recuperación económica que recogen unas estimaciones realistas.

En estos presupuestos también se contempla que la deuda pública española alcance el 99,8% del PIB en el 2014, y se espera que este indicador cierre 2013 en el 94,2% del PIB.

Los gastos financieros contemplados en los presupuestos para 2014 disminuirán un 5,2%. En esta partida se contemplan principalmente los intereses por la deuda y suponen un ahorro de 36.662,05 millones de euros. Cristobal Montoro, Ministro de Hacienda, ha declarado que esto se debe a la aparición de un nuevo clima de confianza que ha provocado el descenso de la prima de riesgo.

Congelando los salarios a funcionarios, pensionistas, etc. la pérdida de poder adquisitivo para muchos ciudadanos está garantizada. Con el consumo interno en mínimos y en teoría sin nuevas subidas de impuestos, está claro que el Gobierno busca la “recuperación” a través de conseguir mejoras en la productividad, vía bajada de salarios reales, esperando que el sector exterior tire del carro, ¿qué beneficios tiene esto sobre los ciudadanos? a corto plazo ninguno así que hablar de recuperación hoy por hoy es una utopía. Además, los datos del paro previstos a penas suponen una mejora, que está más vinculada al desánimo de los ciudadanos (gente que deja de buscar empleo o que sale del país en busca de oportunidades) que a otra cosa.

Otro asunto importante que se sigue confiando en el modelo económico de “sol y playa” que nos trajo hasta donde estamos, no se ha apostado por un modelo económico del conocimiento y de la innovación, que quizás necesite un mayor recorrido, pero es absolutamente necesario si no queremos tropezar una y otra vez en la misma piedra.