Presupuestos generales del Estado 2013 y economía familiar

907

Los Presupuestos Generales del Estado 2013, serán preparados, como cada año, por el Ministerio de Economía y Hacienda (Secretaría General de Presupuestos y Gastos, a través de tres direcciones generales: la Dirección General de Presupuestos, la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas y la Dirección General de Fondos Comunitarios) y son aprobados en fase de proyecto en el Consejo de Ministros.

Procedimiento que seguirán los Presupuestos Generales del Estado 2013

De forma breve y sin extendernos, el procedimiento que sigue la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, será el siguiente: El Gobierno lleva los presupuestos ante el Congreso de los Diputados, donde se realiza una primera votación sobre su admisión genérica o las enmiendas a la totalidad, que si salen adelante se devolverán al gobierno. Una vez superado el trámite, la capacidad de alteración por enmiendas parciales está sujeta a la no alteración del equilibrio presupuestario. Después pasan al Senado, que realiza una segunda lectura, pero su capacidad de decisión y modificación de los presupuestos es escasa, con una última remisión al Congreso.

En el caso de que no se aprueben se prevé la prórroga del presupuesto del ejercicio anterior.

En los presupuestos del año 2013, se reflejajarán, fundamentalmente, en qué gastará sus fondos la Administración de Estado y, también, cuáles son los ingresos con los que contará para hacer frente a esos gastos. A simple vista podemos pensar que son cuentas propias del ámbito macroeconómico que no afectan a nuestra economía doméstica. Pero es todo lo contrario, la repercusión de dichos presupuestos afecta y mucho a nuestras finanzas personales y economías familiares.

Como afectan los Presupuestos Generales del Estado 2013 a la economía familiar

La Ley de Presupuestos va de la mano de una serie de leyes complementarias que determinan los llamados “impuestos especiales” por ejemplo. Estos “impuestos especiales” establecen las tasas que se van a aplicar a los licores, carburantes, tabaco, y demás productos sujetos a ellos. Este tipo de productos son de consumo generalizado por parte de la sociedad, y su precio final va a estar muy afectado por el nivel de impuesto que se establezca. Con los Presupuestos Generales del Estado 2013 también se aprobarán para el ejercicio otra serie de tasas, como las tasas de utilización de aeropuertos y puertos. Los empleados públicos también estarán afectados por los presupuestos, ya que la ley presupuestaria señalará la subida o bajada salarial para el año siguiente, así como los cambios de escala y movilidad.

Los presupuestos definirán el tipo de política económica que seguirá el Gobierno. En consecuencia, se establecerán los objetivos económicos que se persiguen y saldrán reflejados los medios de los que se disponen para poder llevar a cabo sus objetivos económicos. Debido a que las administraciones públicas son el mayor operador del mercado , sus decisiones en cómo y en qué gastar, tienen un impacto directo sobre la economía. Decisiones como la de aumentar el gasto social o en defensa, o recortarlos, o incrementar las tasas impositivas para equilibrar el presupuesto o soportar un mayor gasto tienen que recogerse en la ley presupuestaria. Sin dudarlo, la Ley de Presupuestos, es la ley anual más relevante que se discute en sede parlamentaria.

El debate que cada año rodea a la confección de dichos presupuestos, giran generalmente sobre estos 2 conceptos o ideas generales:

1.La rectitud: el equilibrio: Acarrea que el Gobierno  ha de ajustar o adecuar sus ingresos y gastos anuales. Si los gastos superan a los ingresos estaremos ante un déficit presupuestario. Los países de la eurozona están comprometidos a tender al equilibrio presupuestario. Sin embargo, en épocas recesivas es difícil mantener dicho compromiso. Generalmente aplicadas por partidos políticos más hacia la derecha.

2.Políticas Keynesianas: También conocidas como políticas anticíclicas. Para llevarlas a cabo, el Estado debe actuar de forma activa en la economía , estimulando la economía en momentos de recesión. Se llevan a cabo políticas de gasto “más agresivas”, aunque  se tenga que caer en déficit público, este “gasto extra” por parte del Gobierno no debe ser muy prolongado en el tiempo ya que podría crear problemas. Cuando la economía mejore gracias al gasto público será el momento de ajustar las cuentas del Estado. Generalmente aplicadas por partidos políticos más hacia la izquierda.