Principales modalidades de mercados bursátiles

1297

El origen de la palabra bolsa tal como lo conocemos hoy en día apareció en Flandes sobre el año 1400, donde un edificio fue elegido por los comerciantes para realizar todo tipo de transacciones comerciales. Este edificio fue conocido por los mercaderes como el Edificio de la Bolsa.

En el presente parece que esto queda bastante alejado de la realizad, pero en esencia, las bolsas del mundo se siguen rigiendo bajo los mismos principios. Las bolsas en la actualidad son centros en los que se negocian títulos o certificados de propiedad de numerosos bienes y productos financieros.

La actividad de los mercados se desarrolla en las bolsas, pero no en todos los casos, ya que existen mercados que operan al margen de ellas.

En la actualidad existen todo tipo de mercados y bolsas. Desde el mercado de materias primas (commodity market) donde se negocia sobre mercaderías como el petróleo o los cereales hasta el mercado de divisas donde se fijan los precios de las diferentes monedas.

En España podemos encontrarnos algunas curiosidades que poca gente conoce. Por ejemplo existe una Bolsa de cítricos o de aceite. También existen mercados como el AIAF (Asociación de Intermediarios de Activos Financieros), mercados de bonos, de obligaciones y de pagarés. Además existen 4 Bolsas: La de Madrid, la de Barcelona, la de Bilbao y la de Valencia.

En la jerga bursátil también se suelen diferenciar distintas modalidades de mercados. Así, podemos distinguir:

Mercados principales

Son aquellos en lo que las negociaciones de los títulos se realizan a través de una bolsa. Es decir, son mercados regulados y supervisados oficialmente por organismos ligados al Estado. La regulación en este tipo de mercados marca las pautas sobre las condiciones de acceso, los procedimientos operativos, la admisión a negociación de títulos, la información y la publicidad.

Segundos mercados

Se suele conocer con el nombre de mercados OTC (Over the counter). Debido a las altas exigencias de los mercados principales, las pequeñas y medianas empresas, que generalmente son las empresas que dinamizan la economía de un país, necesitan de mercados que le permitan captar capital para evolucionar y crecer. Es aquí donde aparecen los mercados OTC. En este tipo de mercados también podemos encontrar empresas de capital riesgo.

Mercados primarios

No hay que confundirlo con los mercados principales. En el mercado primario es donde se colocan los títulos de nueva creación de las instituciones. Las operaciones se hacen directamente entre la empresa emisora y el cliente. Dentro de este tipo de operaciones podemos encontrarnos las OPV (Ofertas públicas de venta) y las ampliaciones de capital.

Mercados secundarios

Podríamos decir que son mercados de “segunda mano” porque lo que se comercia en ellos son títulos que cambian de manos, de un inversor a otro. Las operaciones que se llevan a cabo durante el día en las bolsas estarían dentro de este mercado.

Mercado de corros

Este tipo de mercado es el que se veía en las películas de hace unos años, donde veíamos a cientos de operadores sobre el parqué de la bolsa gritando a viva voz. Hoy en día este tipo de negociación se ha reducido muchísimo, pero todavía existe.

Mercado continuo

El mercado continuo surgió con la aplicación de la tecnología a los mercados bursátiles. Las mejoras en la informática y las telecomunicaciones han permitido llevar la negociación bursátil a límites nunca antes conocidos. Hoy en día con un ordenador y una conexión a internet puedes invertir tu dinero en cualquier bolsa del mundo con unos pocos clics.

En España, el mercado continuo, está interrelacionado a través del SIBE(Sistema de Interconexión Bursátil Español). Este sistema permite casar las operaciones de cualquiera de los valores que coticen en este mercado.

Las operaciones se cierran automáticamente sin posibilidad de que puedan ser modificadas por un operador.

En el mercado continuo se permiten las operaciones bilaterales entre un par de miembros del mercado a precios convenidos y unilaterales entre un miembro y sus clientes, pero para poder realizar esto, deben ser publicadas.