Proyecto emprendedor en marketing y ventas

864

Los emprendedores son una raza especial, son arriesgados, innovadores y solucionadores de problemas, y a menudo tienen también un carácter entusiasta, apasionado y dispuesto a defender sus creencias.

Uno de los principales problemas con lo que se encuentra el proyecto emprendedor a la hora de ponerse en marcha viene de la mano de las ventas y el marketing, donde en ocasiones el carácter del emprendedor, tan echado para adelante, es más un problema que una virtud.

Para no cometer errores en las campañas de marketing a la hora de poner en marcha su nueva empresa, o para propiciar las ventas, los nuevos emprendedores deberían aprender primero a:

Elegir a sus clientes con prudencia

Muchos empresarios tienen que ser más selectivos con los que los clientes que aceptan. Este consejo puede parecer contrario a la intuición, después de todo, ¿no se supone que vamos a aceptar a tantos clientes como podamos conseguir? Y además, si somos nuevos emprendedores, ¿podemos permitirnos el lujo de ser tan exigentes?

La verdad es que su negocio no va a ser el más adecuado para cada cliente, por lo que no debe tratar de complacerlos a todos. En su lugar, trate de averiguar cuáles son los clientes que a usted realmente le interesan. Si usted puede evitar a los clientes incorrectos y dedicar más tiempo para perseguir a los clientes que realmente necesita (los que realmente están dispuestos a pagar por sus servicios) estará dando un paso adelante y con el tiempo no quedará estancado.

Enfoque equilibrado en la comercialización

Muchos emprendedores cometen este error por un exceso de inversión en ciertos tipos de actividades de generación de oportunidades y de comercialización. Si va a gastar todo su tiempo y energía en hacer llamadas, y no invierte nada de su tiempo en la construcción de un sitio web decente o en la presencia en los medios sociales, va a estar perdiendo oportunidades.

Lo contrario también es cierto, si va a gastar todo su tiempo y dinero en crear una presencia espectacular en la web pero no pasa ningún tiempo investigando y llegando de forma proactiva a los clientes, tampoco conseguirá demasiadas ventas.

Lo mejor es adoptar un enfoque equilibrado en la comercialización. Divida sus recursos e inversiones de tiempo para que tenga una buena mezcla de generación de envío de información (correo electrónico, llamadas de ventas, correo directo, publicidad,…) y generación de oportunidades de entrada (SEO, contenido del sitio web, medios de comunicación social,…).

No se deje llevar por el entusiasmo

Muchos de los nuevos emprendedores son sus mayores fans, al fin y al cabo no es para menos. Han puesto un negocio en marcha y uno siempre cree que su producto es el mejor del mercado.

El desafío se presenta cuando su entusiasmo le hace perder de vista ciertas verdades acerca de su producto o cuando hace que deje de lado las verdaderas necesidades del cliente.

Si usted se muestra demasiado ansioso por cerrar un acuerdo podría ahuyentar a sus clientes o ponerlos a la defensiva. Si usted está demasiado entusiasmado con lo que su producto puede lograr, es posible que pierda de vista las situaciones en las que el producto no es el más adecuado y al final forzará una venta que en realidad no es útil para el cliente.

El entusiasmo es importante (y lógico), pero asegúrese de que no le nuble la visión de la realidad.

Solucione problemas

Ventas y marketing trata, en última instancia, sobre la solución de problemas. Los empresarios son capaces de resolver problemas naturales y es por ello por lo que crean un negocio, para cubrir una necesidad en el mundo.

Los departamentos de ventas más exitosos son los que saben cómo construir relaciones, se centran en las necesidades de sus clientes y encuentran formas innovadoras de resolver sus problemas. Si usted puede centrarse en ayudar a que sus clientes lleguen a un lugar mejor, usted no tendrá escasez de oportunidades de ventas para su negocio.