Qué son los “business angels”

894

Los “business angels” son inversores que ofrecen apoyo financiero para empresas de nueva creación, generalmente de base tecnológica (startups). A diferencia de otros métodos, suelen ofrecer unas condiciones más favorables, ya que por lo general invierten más en “la persona” que en la viabilidad de la empresa. Es decir, a pesar de que buscan beneficio como en cualquier inversión, se centran más en ayudar a que la empresa o producto tenga éxito.

Este tipo de inversor, suele ser gente que tienen un alto poder financiero debido a que han hecho fortuna a través de su propia empresa o tiene una larga carrera en el mundo de los negocios y durante ese tiempo a acumulado un capital importante.

Los “business angels” pueden invertir de manera independiente o agruparse para dar salida y apoyo a un proyecto concreto. La mayoría de las inversiones que realizan se pierden y por eso, estos inversores suelen invertir en numerosas empresas de nueva creación con tal de diversificar el riesgo.

Su funcionamiento es de vital importancia para muchas empresas que no pueden recurrir ni a la financiación a través del capital riesgo ni al crédito bancario, sobre todo es fundamental para aquellas empresas que se encuentran dando los primeros pasos. Además, los “business angels” pueden ofrecer su experiencia y visión en el mundo de los negocios.

Estos inversores no hacen esto “gratis”, como contrapartida suelen quedarse con una participación en la empresa.

Para recurrir a este tipo de financiación, el emprendedor debe preguntarse si está dispuesto a ceder cierta parte del control de la empresa. Por un lado inyectará capital y tendrá el conocimiento del sector o del negocio que le pueda brindar un “business angel” pero por otro lado estará cediendo parte de la empresa.

Estos inversores, buscan proyectos atractivos, arriesgados y con gran potencial de crecimiento. Si el proyecto reúne estas características intentarán entrar cuanto antes mejor, ya que el posible beneficio será mayor. Además si éste es “escalable”, es decir, si se puede expandir o entrar en nuevos mercados, estarán más interesados.

Antes de invertir, lo que hacen los inversores es analizar a las personas implicadas en sacar adelante el proyecto y el proyecto en sí. Evalúan nuestras capacidades y nuestras habilidades empresariales, experiencia, el producto o la tecnología que vamos a utilizar, la situación del mercado, etc.