¿Qué es el ratio de Sharpe?

1513

El ratio de Sharpe es una medida de performance propuesta por William Sharpe y constituye uno de los ratios más usados a la hora de evaluar carteras. Se define como la rentabilidad del fondo o cartera menos la rentabilidad libre de riesgo (por ejemplo, la rentabilidad de las letras del tesoro) dividido entre la desviación típica del fondo o cartera para el mismo período en el que se calcule la rentabilidad media.

  •  Sc= (Sc+Sf)/σc

Dónde:

  •  Sc: Es la rentabilidad de la cartera
  •  Sf: Es la rentabilidad que tiene el activo libre de riesgo en el período de estudio
  •  σc: Es la volatilidad (riesgo) de la cartera medida por la desviación típica de las rentabilidades de la cartera.

El numerador nos señala el exceso de rendimiento que ofrece nuestra cartera de inversión frente a la opción de invertir en activos sin riesgos. El denominador  de la expresión es la desviación estándar de la rentabilidad; indicador de la volatilidad de  y muestra por tanto el riesgo de la cartera.

Significado financiero del ratio de Sharpe

El sentido financiero del ratio de Sharpe es que nos permite medir la prima de rentabilidad sobre el rendimiento sin riesgo que la cartera ofrece por unidad de riesgo. Esto quiere decir que a mayor ratio de Sharpe mejor habrá sido gestionada la cartera que evaluemos.

El hecho de que no se divida toda la rentabilidad de la cartera, sino sólo la que se obtiene por encima del activo libre de riesgo que se considere, es porque no tiene sentido dividir toda la rentabilidad entre el riesgo, ya que hay inversiones como las letras del tesoro que no tienen riesgo, por esto tenemos que restar el tipo libre de riesgo de la rentabilidad del fondo o cartera antes de dividirla por el riesgo.

Tenemos que una cartera será mejor desde el punto de vista de este ratio cuanto más prima de rentabilidad se obtenga por unidad de riesgo (mayor ratio de Sharpe), ya que evidentemente a igual rentabilidad preferiremos menor riesgo, puesto que si incrementamos el riesgo (denominador) tenemos un peor ratio de Sharpe. Por otro lado, para un riesgo dado, preferiremos aquella cartera que nos ofrezca una mayor rentabilidad, ya que para un denominador fijo, se incrementa el numerador y en consecuencia el Ratio de Sharpe.

Para mejorar el ratio de Sharpe es muy importante reducir el denominador, es decir, el riesgo. Tendremos que un buen gestor es aquel que sea capaz de disminuir el riesgo de la cartera, respecto a otras carteras similares o de iguales rentabilidades.