Qué son y cómo detectar las sanciones de Google

992

Las penalizaciones por parte de los motores de búsqueda, principalmente Google, se han vuelto más frecuentes en los últimos años. Algunas de estas sanciones han dado la vuelta al mundo ya que afectaban a grandes sitios, una de las más sonadas ha sido la de Expedia, pero también afecta a los sitios más pequeños.

Al igual que muchos factores SEO son un misterio, en este post te contaremos algunos detalles sobre las sanciones que podrías sufrir por parte de los motores de búsqueda si tienes una web.

¿En qué consiste una penalización?

Una penalización es algo que no queremos para nuestro sitio. Es una sanción que te imponen los motores de búsqueda por llevar acabo prácticas inapropiadas para éstos. Por ejemplo, si tienes malware o cosas por el estilo en tu web, lo más seguro es que seas sancionado.

El problema es que no toda penalización es tan fácil de ver, existen otros muchos motivos por los cuales tu sitio puede ser penalizado, incluso puede que ni sepas el motivo concreto.

Las sanciones de Google vienen por dos vías: las algorítmicas y las manuales.

Algorítmicas vs Manuales

Las penalizaciones algorítmicas son las que afectan a tu sitio si no cumples los parámetros adecuados que son estimados por el algoritmo de búsqueda. Por ejemplo, el famoso algoritmo Panda de Google, penaliza a aquellos sitios donde el contenido sea de muy baja calidad y duplicado. Es decir, estas sanciones de Google son automáticas, tan pronto como soluciones el problema, tu sitio irá volviendo a la normalidad.

Las penalizaciones manuales también conocidas como acciones manuales son aquellas en las que Google examina tu sitio y ha determinado que no se cumplen con las reglas de calidad mínimas que exige el buscador. Google dispone de todo un equipo de lucha contra páginas que incumplen sus directrices.

Cómo saber si has sido penalizado

Si has notado un fuerte descenso del tráfico orgánico hacia tu sitio de un día para otro (fuera de lo normal), lo más probable es que hayas sido penalizado por el buscador. Otras señales que nos pueden poner en alerta es que tu sitio no se indexe bien, que falten páginas o posts en los resultados de búsqueda, que palabras en las que estabas bien posicionado en los resultados desaparezcan del mapa, etc.

Las sanciones algorítmicas

Los dos algoritmos con mayor impacto en los sitios han sido Google Panda y Penguin, aunque existen otros. Cada uno es diferente.

Google Panda

Panda se dirige a los sitios de baja calidad, que tienen contenido duplicado. Es decir, las páginas que copian o no generan contenido original, tarde o temprano acabarán siendo penalizadas por este algoritmo.

Google Penguin

Penguin se encarga de buscar y penalizar sitios que tratan de mejorar su posicionamiento en buscadores de manera artificial creando enlaces de baja calidad. Páginas con miles de enlaces provenientes de granjas de enlaces han sido penalizadas por este tipo de prácticas. Los enlaces deben ser naturales.

Las acciones manuales

Por suerte, Google nos informará, a través de las “webmasters tools”,  si hemos sido sancionados con una acción manual. Decimos por suerte porque peor sería no saber por qué nuestras visitas han caído en picado. Con el tiempo, Google ha incrementado la claridad y los detalles que da al usuario en estos mensajes.

En este tipo de mensaje se incluyen las directrices que no hemos cumplido y nos ofrecerá algún enlace de las secciones o páginas de nuestra web que las incumplen.

Una vez solucionados los problemas que pueda tener tu sitio puedes enviar a Google un formulario de reconsideración para que examinen de nuevo el sitio.

Con esto, ya tendrás una visión general de lo que es una penalización SEO por parte de los motores de búsqueda. No solo hay estas, existen otro tipo de algoritmos que se encargan de analizar otros parámetros y que pueden ser motivo de penalizaciones o bajada de visitas en tu sitio.

Dos buenas herramientas para evaluar esto son: Panguin Tool y Mozcast