Ratios para evaluar la solvencia de una empresa a corto plazo

1590

Hace unas entradas hablamos sobre los ratios de endeudamiento de las empresas, ahora examinaremos algunos ratios para evaluar su solvencia en el corto plazo. Para realizar el estudio de la solvencia de cualquier empresa, desde una gran empresa a una pyme, podremos realizarlo a través de diferentes indicadores o diversas técnicas. Conocer el estado de la solvencia de una empresa nos permitirá analizar su situación a la hora de hacer frente a las deudas que presente a corto plazo.

Las técnicas que se utilizan para este análisis son diversas y generalmente complementarias entre sí. Por ejemplo se examinan los porcentajes de balance, ratios, el presupuesto de tesorería, etc. Aquí nos centraremos únicamente en los ratios de solvencia a corto plazo.

Vamos a distinguir 3 ratios importantes. El ratio de liquidez, el ratio de tesorería y lo que se conoce como prueba del ácido.

Ratio de liquidez

Para calcular este ratio debemos llevar a cabo la siguiente operación:

  • R.liquidez= Activo corriente / Pasivo corriente

El valor que perseguirá cualquier pyme, es que su ratio de liquidez se sitúe en torno a 1,5, es decir, el valor óptimo se situaría alrededor de ese valor. Como mínimo debería ser superior a la unidad. Si el valor es demasiado pequeño nuestra empresa tendrá dificultades para atender las deudas a corto plazo. Si es demasiado elevado puede reflejar la infrautilización del activo corriente.

Para solventar dichos problemas podemos llevar a cabo varias acciones dentro de la empresa. Podemos llevar a cabo una ampliación de capital, pasar la deuda de corto a largo plazo, optimizar pagos y cobros o vender activos de nuestra pyme.

Ratio de tesorería

La fórmula de cálculo es la siguiente:

  • R.Tesorería= (Realizable + Tesorería) / Pasivo Corriente

El valor óptimo para este ratio se sitúa en torno a la unidad. Cuando presenta un valor pequeño estaremos en el mismo caso que hemos explicado en el ratio de liquidez, nuestra empresa mostrará síntomas de dificultad a la hora de hacer frente a la deuda a corto. Y si es elevado podemos estar ante la infrautilización del realizable y el disponible.

Las soluciones a estos problemas son los mismos que hemos dicho para el ratio anterior.

Prueba del ácido o test ácido

Para calcularlo debemos realizar lo siguiente:

  • Prueba del ácido = Tesorería / Pasivo corriente

Podemos decir de forma general que el mejor valor que puede tomar este ratio estaría en el intervalo 0.2 – 0.3. Los síntomas que presentaría nuestra empresa por un valor reducido o elevado son los mismos que se contemplan en los dos ratios que hemos visto anteriormente y las soluciones que se plantearían también serían las mismas.