5 Razones para empezar a ahorrar dinero

1295

Nunca se sabe lo que nos deparará el futuro. Siempre te puede la lotería, ¿pero vas a estar esperando hasta que te toque?

Lo que necesitas es comenzar a ahorrar dinero, incluso si tienes alguna deuda. De otra forma serás incapaz de cumplir tus objetivos financieros futuros, bueno, salvo como hemos dicho, que te toque la lotería.

A continuación te damos 5 razones por las que deberías empezar a ahorrar dinero ahora.

Crear un fondo de emergencia

Como nunca se sabe lo que puede pasar, esto debería ser obligatorio. Este fondo nos permitirá no endeudarnos más en caso de que nos surja algún imprevisto, por ejemplo que quedemos sin trabajo de manera inesperada. Este fondo nos puede ayudar hasta que no encontremos otro empleo.

También nos sirve por si tenemos que hacer frente a reparaciones del hogar, por ejemplo si de un día para otro se rompe la caldera, etc.

Crea una cuenta en la que vayas destinando una parte de tus ingresos para cubrir estos posibles problemas.

Planificar la jubilación

Es una de las prioridades en toda planificación financiera personal. Si queremos mantener un nivel de vida similar al que llevamos ahora lo mejor es ir ahorrando dinero desde el día de hoy. Cuanto antes empieces mayor rendimiento obtendrás, el factor tiempo es fundamental para tener una jubilación tranquila.

Existen multitud de opciones en las cuales poner nuestro dinero para la jubilación, desde fondos de pensiones privados, fondos de inversión, crear nuestra propia cartera de valores, etc. Todo dependerá de tus conocimientos y de lo que quieras conseguir. Lo recomendable, al ser un objetivo a largo plazo es no apostar por productos considerados de alto riesgo.

Ahorrar para la educación de tus hijos

Las tasas de las matrículas están cada día más altas. Si quieres que tus hijos tengan la oportunidad de estudiar lo que les guste, es momento de empezar a ahorrar. De esta manera evitarás que tú o tus hijos tengan que recurrir a préstamos para estudiantes y estén endeudados durante varios años.

Si no se usa este dinero, podríamos usarlo para cumplir alguna de las otras metas financieras que tengamos.

Irte de vacaciones

Todo el mundo merece tomarse un descanso, pero hay mucha gente que no se preocupa de esto debido a los costes. En lugar de preocuparse acerca de si puedes permitirte el lujo de ir de vacaciones o de si te darán los días en el trabajo, comienza a ahorrar para las vacaciones que te mereces. No tienes que tirar la casa por la ventana, todo depende de lo que busques.

Hoy en día viajar es muy barato. Los billetes de avión son más baratos que nunca y siempre podemos conseguir alojamiento barato sin mucho esfuerzo. Es decir, no tienes que ahorrar una gran cantidad de dinero cada mes, con un poco, seguramente puedas pegarte una escapada de vez en cuando.

Date un capricho

Si hay algo que quieras comprar pero sabes que no te lo puedes permitir, ahorra en lugar de utilizar la tarjeta de crédito. Esto te puede llevar tiempo pero la compra a crédito solo conducirá a que el coste total sea mucho más alto debido a los altos intereses a los que tendrás que hacer frente.