Reasignar tu cartera de fondos de inversión

1009

La asignación de activos es el factor más importante que determina el éxito a largo plazo de la inversión. Para aquellos que desconozcan lo que esto significa, se podría decir en pocas palabras que la asignación de activos es el proceso de elegir qué porcentaje del dinero designado a su cartera de inversiones debe ir a cada clase de activo.

A medida que el mercado va hacia arriba y hacia abajo durante todo el año, ciertas clases de activos obtienen mejores resultados que otros. Esto es básicamente la razón principal para difundir su dinero a través de diferentes clases de activos, además de ayudarle a gestionar el riesgo.

Es sorprendente pero cierto que realizar una asignación de los activos de acuerdo a su edad y su tolerancia al riesgo es un factor más importante de su éxito en la inversión a largo plazo que las inversiones específicas que usted elija. Por lo tanto, asegúrese de reasignar su cartera por lo menos una vez al año.

Debemos saber cuál es la asignación de activos ideal (se pueden encontrar diversas calculadoras en línea gratuitas), y una vez que tenemos este trabajo realizado, el primer paso para reasignar es ver cómo su dinero invertido se encuentra repartido entre las distintas clases de activos. Esto se podría hacer de forma manual, creando una hoja de cálculo que muestre cada inversión (nombre del fondo y cantidad de dinero invertido), su clase de activos, y el porcentaje de su cartera total que constituye.

A continuación, compararíamos las asignaciones actuales con su asignación de activos ideal. De tal forma que si por ejemplo tenemos en nuestra cartera de inversión lo siguiente:

  • 20% inversiones Extranjeras
  • 20% crecimiento de las empresas pequeñas
  • 30% crecimiento de la empresa grande
  • 30% valor de la empresa grande

Y tenemos ganancias por encima del valor ideal (un porcentaje mayor) en las inversiones extranjeras, y por debajo del ideal en el resto de inversiones, lo que se debería hacer sería reequilibrar la inversión de acuerdo al patrón anterior al final del año. Reequilibrar la cartera es una buena estrategia para alcanzar el éxito en la inversión.