Recomendaciones para las franquicias en las redes sociales

951

Actualmente estar presente en las redes sociales es de vital importancia para cualquier empresa y las franquicias no son menos. Pero éstas deben actuar todavía con más cuidado a la hora de actuar en los medios sociales.

Si no hay una estrategia de comunicación bien definida y alineada para los franquiciados, la presencia en las redes sociales puede perjudicar en vez de ayudar a la marca.

Si tenemos una franquicia debemos tener claro que para proteger nuestra imagen en las redes sociales tendremos que actuar y definir una estrategia común para todos los franquiciados. Aquí van algunas recomendaciones que harán que tu marca no se vea comprometida en los medios sociales.

Centralizar la estrategia de comunicación

En teoría todo el peso de la estrategia de comunicación debe recaer sobre el franquiciador. Además de normalizar el lenguaje empleado en los mensajes y hacer un seguimiento del impacto que éstos tienen en las diferentes redes sociales, tendrán que tener una política que facilite la gestión de crisis cuando un cliente se queje por el servicio prestado.

Establecer prácticas comunes

Si la red de franquicias es muy grande y la marca opta por dejar que cada franquiciado maneje sus perfiles en las redes sociales, el franquiciador tendrá que establecer unas normas de conducta comunes y de cumplimiento obligatorio para que todas sus franquicias actúen en la misma línea.

Supervisar la actuación

El franquiciador debe llevar a cabo una labor de supervisión y adaptación constante de las redes sociales en las que aparecen sus franquiciados. Para esto podrá enviar circulares, crear talleres de formación, etc. Por ejemplo, si se producen cambios significativos en el uso de una red social o cambian las políticas de comunicación de la marca, mantener al franquiciado informado y formado evitará posibles problemas que se puedan dar en los medios sociales.

Seguir los mismos principios

La venta de productos a través de las redes sociales es muy bueno, pero el franquiciado debe tener cuidado a la hora de preservar la imagen de marca de la empresa para realizar transacciones de este tipo. La regla fundamental consiste en adoptar los mismos principios en el mundo virtual que los que se aplican para llevar a cabo una venta tradicional.