¿Se debe invertir en oro?

1004

En tiempos de cambio, los economistas siempre han recomendado invertir en oro debido a su reputación de ser capaz de capear la tormenta y llegar a la cima como una cobertura contra la inflación. En la evolución del precio del oro hemos visto como se ha experimentado un aumento de su valor en un 84% en tres años, pero también ha sido testigo de ganancias y pérdidas de más del 12% en un mismo trimestre.

Con todas las noticias recientes y los muchos anuncios de televisión y radio que cuentan las grandes oportunidades de inversión en oro, muchos se pueden sentir fácilmente persuadidos a apostar por el oro como moneda de inversión. Sin embargo, esta constante exposición a los medios de comunicación eclipsa muchas de las desventajas de invertir en oro puesto que no es siempre la opción más segura e inteligente de inversión. Las desventajas de invertir en oro podrían superar los beneficios, y estas son algunas de las razones de ello:

El oro es volátil

El precio del oro oscila por las fluctuaciones en los mercados globales, que pueden tomar giros inesperados, como en Dubai y más recientemente en Grecia. Situaciones políticas, disturbios civiles, incluso los desastres naturales pueden afectar el precio del oro. La reciente inestabilidad de los mercados mundiales debería ser una señal de advertencia para los que invierten en oro puesto que los precios pueden subir como bajar en cualquier momento. Por este motivo el oro no se contempla como una inversión para todos los perfiles de riesgo.

No hay intereses

Los inversores también se pierden el interés compuesto cuando invierten en oro. Los economistas que sugieren que el oro es la mejor inversión a largo plazo pasan por alto los beneficios de la capitalización de intereses y dividendos regulares. Con el oro no obtenemos un beneficio, ni recibimos un pago de dividendos por un rendimiento superior. Empresas que cotizan en bolsa tienen la capacidad de introducir nuevos productos, expandirse a nuevos mercados y atraer a nuevos inversores, con el oro sin embargo uno tan sólo puede sentarse y esperar a que el mercado mundial dicte su valor.

Las cargas de poseer oro físico

Algunos inversores necesitan ver y tocar sus activos y se han convencido de que invertir en oro físico es la mejor manera de potenciar su dinero. El hecho de que haya tantas casas vendiendo lingotes de oro y monedas debería ser una bandera roja en sí mismo, pero hay más razones concretas que hagan pensar que invertir en oro físico puede ser oneroso y arriesgado. Los inversores deben primero encontrar un lugar apropiado para almacenar su oro. Mantener el oro en la residencia del inversor pone el oro en riesgo de robo o daños. Usted puede ponerlo en una caja fuerte en el banco, pero entonces usted tiene que pagar por la caja.

Además, no hay mucha liquidez. Si tiene acciones, bonos, fondos mutuos, o incluso mantiene el dinero en el banco tiene liquidez casi inmediata. Si quiere vender algo no necesita más que una operación instantánea, siempre y cuando sea en horario laboral. Si usted tiene una bolsa de oro como moneda de inversión no puede convertirlo en dinero en efectivo al instante con el clic de un ratón. Tendrá que ir a darse una vuelta a los distribuidores que trabajan en oro y ver el mejor precio que puede conseguir, sabiendo que los comerciantes del oro marcan un precio para su venta un 5% o más por encima de su valor de mercado.

¿Hay un lugar para el oro en su cartera?

Pensar largo y tendido antes de decidir si invertir en oro es la decisión correcta para usted. La histeria puede llevar a los inversores en la dirección equivocada y la inversión en oro no es la apuesta segura que muchas personas creen. ¿Acaso poseer una casa era una apuesta segura? No necesito recordarles que las burbujas de activos pueden suceder y suceden, y las materias primas como el oro no están exentas. Y con los máximos que el oro está alcanzando ¿cree que va a comprar en en el extremo inferior o en la parte alta?

Pero el oro es una de las diferentes inversiones que usted debe considerar al crear una cartera diversificada. Ser propietario de algunas materias primas o metales preciosos, en particular, le puede dar un poco más con la diversificación y reasignación de su cartera de inversión. Lo que tiene que tener cuidado es asegurarse de que usted no compra oro a lo loco y ser precavido con todas sus inversiones.