Qué es SEO

972

Seguramente hayas escuchado lo importante que es hoy en día la optimización para motores de búsqueda para cualquier sitio online. Desde un blog hasta un e-commerce la optimización SEO es la principal arma con la que cuentan los propietarios de sitios para conseguir un mayor tráfico orgánico.

El SEO (Search Engine Optimization) es básicamente eso, adaptar un sitio a las recomendaciones de un determinado motor de búsqueda, Google y Bing por ejemplo. Cada buscador tiene sus particularidades pero la gran mayoría comparten los mismos fundamentos.

Además en un mercado donde Google copa el 90% de las búsquedas, lo normal sería decantarse por optimizar tu sitio para este buscador, aunque dependiendo donde esté tu público objetivo podrías tener que utilizar las directrices de otros buscadores como guía.

Podríamos decir que el SEO se puede dividir en 2 partes, el SEO on-page o interno o el SEO off-page o externo.

La optimización interna de un sitio implicará hacer cambios en tu sitio, en su estructura interna, para que los motores reconozcan una web como un sitio debidamente estructurado.

En este aspecto deberás trabajar los títulos, las descripciones, seleccionar las keywords adecuadas, generar URL amigables, tener una estructura de tu sitio web bien organizada, generar un archivo robots.txt y un sitemap, cuidar los encabezados, optimizar los archivos multimedia que incluyas en tu sitio debidamente, gestionar los enlaces internos, etc.

En la optimización externa deberás gestionar básicamente los enlaces que apunten hacia tu web. Parece menos tarea que todo lo que hemos dicho de la optimización interna, pero quizás sea la parte más laboriosa ya que un error aquí puede ocasionarnos bastantes problemas y conseguir enlaces de calidad no es tarea sencilla.

Conseguir enlaces de calidad por encima de la cantidad y que sean lo más naturales posibles es la clave del éxito en el aspecto externo.

Qué no es el SEO

A veces es más fácil definir algo si decimos lo que no es. El SEO es muy diferente a la otra cara de la moneda del marketing de búsqueda, las búsquedas de pago.

resultados organicos y de pago

A menudo, a la búsqueda de pago también se le llama o se le incluye dentro del marketing para motores de búsqueda, pero esto no es SEO per se.

No se puede pagar por el posicionamiento SEO. Esto significa que otros elementos de posicionamiento como Google Shopping también quedan fuera de la influencia del SEO.

El SEO también se confunde a veces con un buscador interno que ayuda a tus visitantes a encontrar lo que quieren cuando ya están en nuestro sitio. Mientras que algunas de las estrategias de optimización nos permitirán mejorar las búsquedas internas, dependiendo de la plataforma utilizada, el SEO se centra por completo en la conducción de los visitantes a nuestro sitio web desde los resultados orgánicos de los motores de búsqueda como Google y Bing.

¿Cómo funciona el SEO?

La optimización para motores de búsqueda se basa en 3 pilares básicos: la tecnología, el contenido y la autoridad.

Tecnología

Conseguir una buena indexación del sitio es la raíz de la clasificación de nuestro sitio por parte de los motores de búsqueda. Un buscador debe ser capaz de rastrear algorítmicamente nuestro sitio para entender qué contenido hay en su interior. Si no hay indexación, no hay ranking.

Los buscadores tienen unos pequeños “robots” llamados “spiders” o arañas que rastrean el contenido de todas las webs y van clasificando su contenido. Estas arañas se mueven por dentro de nuestro sitio a través de los enlaces internos, por eso es muy importante trabajar la estructura interna de enlaces de nuestro sitio.

Podríamos decir que el contenido es el alimento de las arañas y los enlaces son los pasillos entre los comedores. Cuanto mejor comunicado esté nuestro contenido con el resto, más comerán las arañas.

Las arañas cogen el contenido y la información acerca de cómo nuestras páginas están enlazadas y las envía a los servidores del motor de búsqueda donde se indexa el contenido y se procesa algorítmicamente.

El principal problema es que algunos de estos sitios no están optimizados correctamente para permitir que las arañas rastreen nuestro contenido de forma adecuada. Por ejemplo, si tenemos un sitio lleno de animaciones flash, las arañas no leerán ni entenderán ese contenido.

El SEO te ayuda a resolver estos problemas y abrir las puertas de tu sitio a los rastreadores de los motores de búsqueda, facilitándoles el trabajo para que indexen tu sitio de la manera correcta.

Contenido

Quizás sea la parte más importante de todo el proceso. El contenido de un sitio debe ser relevante y de calidad.

Para ello tendrás que hacer un trabajo de análisis e investigación para determinar qué palabras pueden estar utilizando tus potenciales visitantes o clientes para buscar lo que ofreces.

Este proceso es muy importante porque a través de él podrás escoger los términos con los que optimizarás tu contenido.

Cuando tu contenido es consistente con los términos que utilizan los usuarios a la hora de realizar una búsqueda concreta, tu sitio saldrá en los resultados que ofrece el motor de búsqueda al usuario y habrá más posibilidades de que el tráfico hacia tu sitio aumente.

El contenido debe ser relevante para el usuario ya que si una vez dentro del sitio no encuentra lo que busca o encuentra algo que no tiene nada que ver con su consulta, se irá. Por este motivo es tan importante mejorar la calidad del mismo y ofrecer al usuario la mejor información posible.

Una vez selecciones las palabras clave más adecuadas para tu sitio, es importante saber dónde colocarlas para que dicho término gane relevancia.

Los títulos, encabezados, etc. son sitios claves donde deberías colocar dichas palabras clave.

Además el contenido de tu página debe ser único y atractivo para los seres humanos, no debes optimizarlo exclusivamente para los motores de búsqueda ya que una sobre optimización podría traer consigo penalizaciones que tire por tierra todo nuestro trabajo.

Autoridad

Ser un sitio relevante dentro de un campo concreto es importante. La relevancia de esto reside en que si tu sitio gana fama dentro de una temática, recibirá más links o enlaces desde otras webs, y esto es algo que le encanta a los motores de búsqueda y tu posicionamiento en los buscadores subirá como la espuma.

Si enlazan tu página o mencionan tu marca, es signo de que tu sitio es relevante para un tema determinado. Si el sitio que te enlaza tiene autoridad, entonces ese enlace tendrá más peso que el de otro sitio de reciente creación.

Las arañas de los motores de búsqueda al rastrear las webs, graban estos enlaces y menciones en los diferentes sitios y luego los envían a los servidores, junto con los otros factores, para analizar y tratar con sus algoritmos todas estas señales que determinarán el ranking de tu sitio en los resultados de búsqueda.

Los enlaces son un factor muy relevante a la hora de posicionar un sitio y por eso es tan importante revisar cada cierto tiempo el perfil de enlaces de nuestro sitio.

Evita generar enlaces automáticamente, los enlaces deben ser naturales, tampoco compres enlaces ni recurras a programas que los generen. Lo más probable es que si haces esto, tu sitio acabe sancionado por el buscador y la recuperación del sitio no será nada sencilla.

La única manera segura de trabajar a largo plazo es aumentar la autoridad de tu sitio y trabajar en la mejora de tu marca a través del marketing de contenidos.