Simplifica y organiza tus finanzas personales

955

A primera vista, mucha gente piensa que organizar sus finanzas personales es una pérdida de tiempo que no le hará ningún bien. Pero esta simple tarea puede tener consecuencias de gran alcance. No solo nos permitirá ahorrar dinero, sino que también mejoraremos las probabilidades de conseguir nuestras metas financieras.

Por qué es importante organizar tus finanzas personales

Es mucho más sencillo hacer un seguimiento y gestionar la mayoría de las cosas cuando están organizadas. Las finanzas pueden ser complicadas, por lo tanto son un ámbito propicio para beneficiarse de un mayor grado de organización.

Si ordenas tus finanzas, sabrás exactamente cuánto dinero tienes en tus cuentas y será menos probable que tengas que pagar recargos por motivo de algún retraso en el pago de una deuda pendiente. Vas a ser capaz de controlar tus gastos y encontrar aquéllas áreas en las que se te escapa el dinero mes a mes. Además, podrás establecer y realizar un mejor seguimiento de tus objetivos financieros.

Todo el mundo puede beneficiarse de esto, pero sobre todo es recomendable para aquellas personas que dispongan de varias cuentas bancarias, cuentas de inversión, deuda pendiente de pago, o personas que simplemente quiera poner orden en las finanzas familiares.

Primeros pasos

El proceso puede ser tedioso, pero este esfuerzo valdrá mucho la pena. Puedes empezar haciendo lo siguiente:

1. Elije una herramienta para gestionar tu dinero. Existe multitud de aplicaciones que pueden ayudarnos a organizar nuestras finanzas. Podemos encontrarnos desde sencillas hojas de Excel hasta software especializado.

2. Crea una lista con tus cuentas bancarias. Vas a necesitar saber cuánto dinero tienes y cuánto debes. Si usas un software de gestión financiera puedes integrar tus datos bancarios con él y saber en cada momento cuál es el saldo de tus cuentas.

3. Establece tus metas financieras. Siempre es importante tener un objetivo fijado. Las metas más comunes pueden ser: eliminar tus deudas, ahorrar para las vacaciones, invertir para la jubilación, ahorrar para comprar un coche, etc. En función de qué metas te propongas, las medidas a tomar serán diferentes.

4. Crea un presupuesto. Un presupuesto mensual te va a ayudar a realizar un seguimiento de los ingresos y gastos. De esta manera podrás detectar fácilmente las áreas en las que realizas gastos excesivos.

5. Revisiones periódicas. Cada cierto tiempo debemos evaluar el estado de nuestras finanzas personales. Es decir, tenemos que ver si estamos en el camino correcto para conseguir nuestros objetivos.

Herramientas para organizar tus finanzas

Nunca ha sido tan fácil controlar tus finanzas personales. Hoy en día contamos con un sinfín de herramientas que podemos utilizar. Podemos encontrar software financiero especializado más o menos complejo y con mayor o menor precio, la clave está en elegir aquel con el que mejor nos manejemos y nos sintamos más cómodos.

Algunas de las herramientas más populares son:

1. Hoja de cálculo. Son una gran opción para la organización de tus finanzas. Nosotros mismos hemos creado una plantilla para que puedas hacer un seguimiento de tus gastos de manera mensual. Su uso es muy sencillo y podrás tener una visión general del estado de tus finanzas.

2. Software online. Por lo general estas aplicaciones son gratis, pero algunas suelen tener diversos planes por los que tendremos que pagar una cierta cantidad de dinero si queremos tener algunas funcionalidades avanzadas. Estas herramientas han ido ganando popularidad en los últimos años. Una de las mejores es Mint pero está en inglés, en castellano podemos encontrarnos aplicaciones del mismo estilo como Wallo o Fintonic.

La principal característica de estas herramientas es ofrecen unos cuadros de mando muy visuales y sencillos de usar. Además podrás integrar tus cuentas bancarias.