Sistemas de amortización de préstamos más comunes

1719

En una economía es común que existan familias e instituciones que necesitan dinero, bien sea para invertir o para comprar bienes de consumo. ¿Cómo obtienen esos fondos extra? Siempre pueden recurrir a un familiar, pero lo normal es acudir a instituciones o entidades financieras, que están dispuestos a prestar este dinero, no de manera gratuita, sino a cambio de un interés. Estas operaciones de transferencia temporal de fondos se materializan en diversos tipos de contratos donde el más común es el préstamo.

Los préstamos son aquellas operaciones financieras por la que una persona o institución se compromete a entregarnos una cantidad de dinero, en una sola vez, en un momento determinado, a cambio de que se lo devolvamos junto con los intereses pactados a lo largo de un período.

¿Cómo se devuelve el dinero prestado? Lo habitual es que lo devolvamos mediante varios pagos a lo largo del período pactado junto con los intereses. Los intereses se pagan por la deuda viva, es decir, por el capital que aún no ha sido devuelto.

Las operaciones de préstamo se suelen valorar mediante las leyes financieras de capitalización y de descuento compuestos. Existen diferentes formas para devolverlo , como veremos a continuación.

Sistemas de amortización de préstamos:

  • El capital prestado se devuelve con los intereses acumulados al final de la vida del préstamo.
  • El capital prestado se devuelve mediante una renta durante el período pactado. Aquí podemos distinguir dos métodos: El primero, pagando los intereses generados al final de cada período, devolviendo en el último los intereses correspondientes a éste y el capital prestado. El segundo, pagamos en cada período un capital que estará formado por los intereses generados en dicho período más una parte del capital prestado. Este es el sistema de amortización de préstamos más usado. Y es el que vamos a analizar a continuación.

Como dijimos analizar el método de amortización de préstamos donde tenemos que devolver “en varios plazos” el capital que nos han prestado, la cuantía a pagar en cada plazo serán, los intereses generados en cada plazo más parte del capital prestado.

Cuando solicitamos un préstamo deberemos conocer lo siguiente

  • El capital que nos van a prestar
  • El término amortizativo, que serán los plazos a los que tendremos que hacer frente para devolverlo, dentro de esto encontraremos los intereses de cada plazo más parte del capital prestado.
  • Sistema por el cual se va a regir

Esto es lo que nos debe facilitar la entidad con la que lo contratamos , también nos debe informar en cada caso del capital vivo, es decir, la deuda pendiente tras el pago de un término amortizativo cualquiera, y del capital amortizado, que corresponde al capital ya devuelto.

A continuación veremos las modalidades más comunes de amortización, principalmente son tres: el método de cuotas de amortización constantes, el método francés y el método americano.

Modalidades de amortización de préstamos

Sistema de cuotas de amortización constantes:

Una vez tengamos la suerte o desgracia, de tener un préstamo, la forma más sencilla e intuitiva de amortizarlo sería devolver cada año la misma cantidad de principal. Es decir, si nos han prestado 10000 euros a amortizar en 10 años, sería lógico devolver 1000 euros cada año. Esto no debe conducirnos a pensar que sólo pagaremos 1000 euros anuales pues, además de la cuota de amortización, habrá que hacer frente al pago de los intereses que se produzcan cada año.

Sistema francés o de término amortizativo constante:

Entre los otros sistemas de amortización de préstamos más utilizados encontramos el que examinaremos a continuación, el sistema francés. El sistema de cuotas de amortización constantes tiene un gran inconveniente para muchos prestatarios (quién pide el préstamo). Los términos amortizativos del sistema de cuotas de amortización constantes son decrecientes, es decir, pagamos más en los primeros períodos y menos en los últimos. Esto puede ser un gran problema para empresas que financian mediante un préstamo un proyecto de inversión que produce menos beneficios en los primeros años. Es por esto que surgió el sistema francés. El sistema francés se caracteriza porque sus términos amortizativos son constantes.

Sistema americano:

Es el sistema más sencillo de todos. Quien solicita el préstamo sólo paga los intereses correspondientes a cada período y, en el último, devuelve junto con los intereses de éste, la totalidad del principal. Este sistema se caracteriza porque los términos amortizativos de todos los períodos son idénticos e iguales a la cuota de interés (ya que no se devuelve nada del principal), excepto el último, en el que se devuelve la totalidad de lo prestado y los intereses del último período. Cuando una persona amortiza un préstamo por el método americano es común que vaya depositando ciertas cantidades en una cuenta de ahorro con el fin de tener fondos suficientes para hacer frente, en el último período del préstamo, al pago del principal. De este modo el préstamo tiene, para esta persona, dos vertientes distintas e independientes:

  • Por un lado, tenemos la operación financiera del préstamo amortizado por el sistema americano.
  • Por otra parte está una operación de constitución de capitales, que se realiza con el fin de poder hacer frente a la devolución del principal. A esta cuenta ahorro se le denomina fondo de amortización o “sinking fund”.