La situación económica mundial actual mejora según la OCDE

873

A raíz de lo expuesto en el último informe de evaluación de la OCDE, se puede extraer que la actividad económica mundial se está recuperando, pero la persistente crisis en la zona euro está retrasando una recuperación significativa. Se espera que las economías del G-7 crezcan a una tasa anual del 2,4% en el primer trimestre del 2013 y a una tasa del 1,8% en el segundo trimestre.

Debido a que los mercados financieros no se encuentran dentro del ritmo de la actividad real por culpa de la escasa confianza del consumidor y la falta de energía por parte de las empresas, puede ocasionar el riesgo de que los activos suban su precio por encima de los niveles justificados.

Según el economista jefe, Pier Carlo Padoan, “la economía global se debilitó a finales de 2012 pero el panorama está mejorando para las economías de la OCDE gracias a la acción de las políticas audaces que se están siguiendo para asegurar una recuperación sostenible, en especial en la zona euro, donde el crecimiento es desigual y más lento que en otras regiones”.

Las proyecciones de crecimiento para las tres economías más grandes de la zona euro (Alemania, Francia e Italia) muestran que crecerán un 0,4% en el primer trimestre y un 1% el segundo trimestre, pero muestran de forma significativa la divergencia entre el crecimiento de Alemania y el del resto de economías de la zona euro.

En particular, la economía alemana se espera que crezca un 2,3% en el primer trimestre y un 2,6% en el segundo. La economía francesa espera ver una contracción del 0,6% en el primer trimestre seguido por un repunte del 0,5% en el segundo. En Italia, el PIB real espera una caída del 1,6% en el primer trimestre y de un 1% en el segundo.

El débil crecimiento y la poca confianza harán que se compliquen los esfuerzos por reducir las altas tasas de desempleo en gran parte de Europa, el problema principal que estamos sufriendo.

Por otra parte, el crecimiento en los Estados Unidos se vio frenado por factores puntuales en el cuarto trimestre de 2012, pero la economía se espera que repunte hasta un 3,5% en el primer trimestre de 2013, antes de regresar a un crecimiento moderado del 2% en el segundo. Canadá se espera que crezca un 1,1% durante el primer trimestre y 1,9% en el segundo.

El crecimiento de Japón estará en torno al 3,2% durante el primer trimestre y un 2,2% en el segundo, mientras que el Reino Unido se espera que crezca un 0,5% durante el primer trimestre y un 1,4% en el segundo .

El estímulo monetario sigue siendo necesario, pero las necesidades varían según los países. Japón, que está sumergido en una deflación, necesita una política más agresiva para escapar de la misma y alcanzar los objetivos de inflación. En la zona euro, aún hay cierto margen para flexibilizar la política monetaria, dada la débil demanda y la inflación muy por debajo del objetivo del BCE.