Tipos de riesgos de inversión

1521

El mundo de la inversión está lleno de todo tipo de alternativas por las cuales decantarnos antes de invertir nuestro dinero ahorrado. Hay que tener en cuenta que no hay inversiones totalmente seguras y cualquier opción que elijamos tendrá algunos riesgos asociados. Ya se trate de acciones, bonos, bienes raíces, un negocio e incluso una cuenta ahorro. Para entender esto os presentaremos a continuación los diferentes tipos de riesgos de inversión que podemos encontrarnos con mayor frecuencia.

Riesgo de inflación

En muchas ocasiones escuchamos que un euro hoy vale más que un euro mañana. Esto es lo que provoca la inflación, erosiona poco a poco nuestro poder adquisitivo como consecuencia del incremento del nivel de precios. Esto afecta también a nuestro dinero invertido. Si estas inversiones no tienen un rendimiento superior a la tasa de inflación estaremos perdiendo poder adquisitivo. Esto se pone de manifiesto sobre todo en las cuentas de ahorro y depósitos bancarios.

Riesgo de tipo de interés

El mejor ejemplo de riesgo de tipo de interés podemos encontrarlo en los bonos y sus rendimientos. Como las tasas de interés cambian con el tiempo, los precios de los bonos se ajustarán en el sentido contrario al cambio. Los grandes movimientos en los tipos de interés tendrán un efecto importante en los precios de los bonos y si hacemos un mal movimiento o tomamos una mala decisión podríamos sufrir grandes pérdidas.

Riesgo de Default o quiebra

Cada vez que invertimos en bonos, ya sean estatales o de una compañía, existe el riesgo  de perder una parte del dinero o perderlo todo. La probabilidad de que se produzca un default ha quedado patente en los últimos años con numerosos ejemplos de empresas que han quebrado. Para cubrirse de esto, los inversores exigen una mayor tasa de interés a empresas y países que presenten dudas a la hora de devolver el dinero.

Riesgo de liquidez

La liquidez puede ser una medida de lo fácil o difícil que es comprar y vender nuestras inversiones en el mercado. Generalmente en un gran mercado el riesgo de liquidez es bajo pero a veces no es así. Por ejemplo el estallido de la burbuja inmobiliaria ha hecho que vender una casa sea casi tarea imposible hasta que los precios se vuelvan a ajustar por completo ya que no hay compradores para los precios actuales. En general podemos decir que las inversiones que conlleven un mayor riesgo y más inusuales son poco líquidas.

Riesgo de concentración

Este es un riesgo derivado de la falta de diversificación en nuestras inversiones. Es lo que comúnmente se conoce como “tener todos los huevos en la misma cesta”. La falta de diversificación hace que no reduzcamos el riesgo al que nos exponemos en nuestras inversiones. Invertir en varias acciones o tipos de activos hacen que las pérdidas de unas se compensen con las ganancias de otras sin así exponernos a un mayor riesgo.

Riesgo de mercado

EL riesgo de mercado o riesgo sistemático es el riesgo que afecta a todas las inversiones que realicemos en un mismo mercado. Cada mercado tiene sus riesgos únicos y la diversificación dentro del mismo mercado no limitará el riesgo sistemático. Para reducirlo tendremos que invertir en otros mercados.

Riesgo político

La acción política y la agitación social son dos grandes factores de riesgo. Los riesgo político puede variar según los cambios en leyes locales, incentivos fiscales, en cambios de liderazgo y en cambios estructurales en los gobiernos.

Riesgo regulatorio

Está vinculado y es similar al anterior. Con demasiada frecuencia, las nuevas leyes o reglamentos se ponen en marcha y afectan a una industria específica, esta nueva normativa afecta a las posibles ganancias e ingresos de las empresas sin saber cuál será el resultado final. Todo esto provoca que haya ciertos riesgos adicionales que tendremos que tener en cuenta a la hora de invertir.

Riesgo de tipo de cambio

El tipo de cambio entre divisas cambia constantemente. Este movimiento continuo afecta a las empresas y a sus inversiones. Los fondos de mercados emergentes y las empresas multinacionales pueden ser los más afectados en este tipo de riesgo.

Existen maneras de limitar todos estos riesgos, la diversificación y una adecuada asignación de activos pueden ser una buena solución. La otra es no invertir. Si bien es cierto que no hay inversiones seguras, podemos limitar y controlar el riesgo, lo primero que debemos hacer es conocer a qué tipos de riesgos estamos expuestos.