Tipos de inversión a corto plazo

1643

Cuando se trata de invertir nuestro dinero, el horizonte temporal juega un papel fundamental. Si no nos fijamos en este aspecto podríamos acabar invirtiendo en un activo que es demasiado arriesgado o por el contrario en uno demasiado seguro, y al final, esta inversión puede que no nos proporcione el rendimiento que buscamos o necesitamos.

En esta entrada nos vamos a centrar en las principales alternativas que tenemos para invertir a corto plazo, para que tus decisiones de inversión sean mejores.

Efectivo

Guardando el dinero debajo del colchón no vamos a ganar dinero, pero puedes meter tu dinero en una cuenta de ahorro. Mientras que las tasas de interés son bajas, todavía se pueden encontrar alguna cuenta de ahorro con un rendimiento medio decente.

El mejor lugar para encontrar un mayor rendimiento en este tipo de productos es internet. La mayoría de los bancos tienen filiales que operan solo a través de la red, ofreciendo mejores rendimientos que las entidades tradicionales.

Pese a que a veces lo que ofrecen se sitúa por debajo del nivel de inflación, en muchas ocasiones, son la mejor alternativa para los inversores que son muy aversos al riesgo. Sin duda, esta opción es mejor que tener tu dinero debajo del colchón.

Certificado de depósitos

Otra opción para invertir a corto plazo son los certificados de depósitos. La diferencia entre este producto y las cuentas de ahorro es que los certificados tienen un rendimiento un poco más alto. A cambio de este mayor rendimiento no podrás disponer de tu dinero durante un determinado período.

Funciona de manera similar a un depósito a plazo. Desde el principio sabrás por cuanto tiempo no vas a poder disponer del dinero, los plazos más comunes de los certificados de depósito son 6 meses, 1 año, 18 meses, 2 años y 5 años.

Cuanto mayor sea el plazo, mayor será la tasa de interés que obtendremos. Tener tu dinero en un certificado de depósito no significa que no puedas rescatar tu dinero, pero si lo haces tendrás una penalización.

Mercado monetario

En el mercado monetario, también conocido como mercado de dinero, se negocian activos que tienen vencimientos que van desde un día hasta un año y son valores muy líquidos, es decir, se convierten fácilmente en dinero.

Ejemplo de este tipo de productos podemos encontrarnos las Letras del Tesoro, los pagarés de empresa, los títulos hipotecarios, etc.

Los inversores que ponen su dinero en estos instrumentos, son instituciones o individuos con una preferencia clara por la liquidez y un bajo riesgo.

Aunque los valores comprados en el mercado monetario tienen un menor riego que los valores a largo plazo, no están exentos de riesgos. Después de todo, los bancos a veces tienen problemas, y la buena marcha de una empresa también puede cambiar con bastante rapidez.

Las Letras del Tesoro quizás sea, dentro del mercado monetario, el instrumento financiero más conocido.

Actualmente el Tesoro Español emite Letras del Tesoro con plazos de 3, 6, 9 y 12 meses.

Ventajas y desventajas de las inversiones a corto plazo

La realidad es que para cualquier tipo de inversión, ya sea a corto o a largo plazo, encontraremos ventajas y desventajas.

La principal ventaja de las inversiones a corto plazo es que difícilmente perderemos nuestra inversión. Esta es una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta si queremos invertir nuestro dinero, pero a su vez, queremos una alta disponibilidad o liquidez.

Por el contrario, el principal inconveniente que presenta este tipo de inversión es que ofrecen unos rendimientos muy bajos. Cuando asumes poco riesgo no debes esperar que los retornos sean importantes.

Esto puede ser un problema debido a la inflación. Si ésta se sitúa por encima del rendimiento que estamos obteniendo con nuestras inversiones a corto plazo, entonces, estaremos perdiendo poder adquisitivo.

Muchos inversores quieren superar con otras inversiones el nivel de inflación, pero en la mayoría de los casos, este mayor riesgo asumido nos puede traer problemas si no sabemos en qué invertimos nuestro dinero.

En general, para invertir a corto plazo tenemos varias opciones pero actualmente, ninguna de ellas ofrece unos rendimientos atractivos. Este es el precio que hay que pagar si queremos invertir con poco riesgo y alta disponibilidad de nuestro dinero.