¿Estará de vuelta la inflación en España?

958

¿Acaso la inflación está de vuelta de entre los muertos? Una de las características sobresalientes de la crisis financiera ha sido que la inflación se ha derrumbado. y eso que en los últimos años se han inyectado cientos de miles de millones de euros en la economía, sin embargo los precios y los salarios apenas se han movido, y el mercado de bonos se ha disparado.

La inflación es un tema fundamental para todos nosotros, para ahorrar y planificar de cara al futuro, pero lo crucial es obtener una respuesta directa de los economistas sobre cuán alta va a ser la inflación en España. Economistas keynesianos, que tienden a estar en la izquierda política, argumentan que la inflación se mantendrá baja mientras la economía lucha y el desempleo sigue siendo elevado. Pero los monetaristas, austriacos y otros economistas de la derecha han argumentado que la inflación es el resultado de imprimir demasiado dinero. Para ellos, los programas para inyectar más dinero en la economía están obligados a producir inflación tarde o temprano.

Es fácil preguntarse si el último aumento de la inflación será otra falsa alarma. La tasa de desempleo sigue siendo muy elevada, y los salarios no parece que vayan a subir en absoluto. No parece por tanto que pueda producirse un gran aumento de la misma. Sin embargo, lo que hay que tener muy en cuenta en este aspecto es el precio del petróleo.

La evolución futura del precio del petróleo va a tener mucho que decir en este tema. Si el precio del petróleo muestra una tendencia alcista, la tasa de inflación se podría mover más allá del 2.7% actual, continuando con valores elevados para el año 2013. La consecuencia rápida de este movimiento será una pérdida de poder adquisitivo para todos los españoles, todavía mayor de la que ya estamos sufriendo. Además, tal y como se espera que vengan los presupuestos generales para el año 2013, que serán los más austeros en los últimos años, con subidas por debajo del IPC de las pensiones mínimas y reducción de partidas que afecten a los salarios de empleados públicos, cualquier pequeño movimiento de la inflación en España será más que notable.